Municipio de Ovalle tras salas de juegos clandestinas.

Nueva derrota para empresarios de “tragamonedas” de Ovalle.
 
El jueves recién pasado, el empresario de tragamonedas de nacionalidad china, Chong He, desistió de la querella por injurias y calumnias que interpuso contra funcionarios del municipio de Ovalle. Hoy, su abogado defensor, lo autodenominó como “imputado” en la acción legal presentada por la alcaldia que busca perseguir el juego clandestino. 

Otro episodio más se vive hoy en la lucha que enfrenta el municipio de Ovalle contra los llamados casinos de juegos populares. Cabe recordar que el 2 de septiembre pasado, fue declarada admisible en el Juzgado de Garantía de Ovalle, la querella presentada contra todos aquellos que resulten responsables del juego clandestino en la comuna. En el texto legal, se identificó a nueve personas jurídicas  que  ejercerían el comercio ilegal y el juego clandestino a puertas cerradas en el centro de la ciudad.
 
Uno de ellos es el empresario chino Chong He, quien contaría con máquinas “tragamonedas” en sus locales comerciales ubicados en calle Benavente, y el mismo, que interpuso una querella por injurias y calumnias – contra el  Alcalde Claudio Rentería, el asesor legal del municipio Sergio Galleguillos Álvarez, y al periodista de la entidad, Luis Cortés Zepeda- por un comunicado de prensa enviado el pasado 31 de julio, donde el municipio informa sobre la clausura de locales de juego que ejercerían “una actividad sin patente, lo que vulnera las cláusulas al no respetar el decreto y abrir los locales en cuestión, para seguir ejerciendo esta actividad ilegal, que se desarrolla en la más absoluta impunidad”. Recurso legal, del que desistió finalmente el jueves 7 de septiembre, puesto que se llegó de mutuo acuerdo a un texto de conciliación donde se reitera la obligación del municipio de no permitir que los llamados casinos de juegos populares sigan funcionando.
 
Sin embargo, después de haber desistido de su querella contra el alcalde Rentería, Chong He sufrió otra dura derrota en tribunales: esta semana su defensa, el abogado Ernesto Núñez Parra,  intentó que no se diera curso a la acción criminal de la alcaldía, presentando un “recurso de reposición en contra de la resolución de fecha 2 de septiembre de 2017 que acoge a tramitación la Querella criminal presentada por la Ilustre Municipalidad de Ovalle, y en definitiva, declarar inadmisible la Querella por falta de legitimidad activa” . 
 
En dicho texto, la defensa solicita al  Juzgado de garantía de Ovalle, que se tenga a su cliente en calidad de “imputado” por juego de azar ilegal, rotura de sellos y denuncia por evasión tributaria. Es decir, por la misma comisión de delitos por los que días atrás presentó una querella por injurias y calumnias.
El dictamen del Juez Luis Alberto Muñoz Caamaño fue claro y contundente: declaró no ha lugar el recurso de reposición y estableció que lo inadmisible es la apelación hecha por la defensa de Chong He. 
 
Desde ahora en adelante, Chong He – por el propio reconocimiento hecho en el escrito presentado por su abogado – queda oficialmente como imputado en esta nueva investigación contra el comercio ilegal que recién comienza.–