Agricultores del Peral de Combarbalá cuentan con nueva tecnología.

Campesinos combarbalinos se abren paso al uso de nuevas técnicas productivas.

La idea es la realización de talleres prácticos que permitan optimizar, por ejemplo, sistemas de riego, alimentación caprina o elaboración de fertilizantes o pesticidas orgánicos.

Como un abanico de tecnologías agrícolas reunidas en un solo lugar, y al alcance de la mano, es posible definir la novedosa iniciativa con la que se beneficiará a más de 350 pequeños productores de Combarbalá, todos usuarios del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP).

Se trata de una parcela demostrativa ubicada en el sector El Peral, un lugar de transferencia de experiencias entre agricultores, crianceros y profesionales del área silvoagropecuaria. Su objetivo principal es la realización de distintos talleres prácticos enfocados en dar a conocer técnicas para el tratado óptimo de sistemas de riego por exudación o por goteo, la elaboración de forrajes y la realización de pesticidas o fertilizantes orgánicos, entre otros.

De esta manera, los conocimientos adquiridos permitirán que los beneficiados mejoren la productividad de sus cultivos y obtengan las recomendaciones necesarias para el manejo de sus insumos. En este caso la metodología privilegia la forma de aprender haciendo.

La iniciativa tiene como escenario el predio de la usuaria de INDAP Elsa Tapia, quien manifestó la importancia que tiene contar con un lugar que reúna tecnología y maquinaria de primer nivel.“Estoy totalmente agradecida del Gobierno y de todos los profesionales de las distintas instituciones que hacen posible que yo y más de 350 productores contemos con esta parcela, ya que sin duda nos entrega las herramientas necesarias para que podamos crecer. Es una oportunidad tremenda que estamos seguro aprovecharemos de la mejor manera”, indicó la usuaria del servicio del Ministerio de Agricultura.

Cabe destacar que la obra contempla una inversión total de más de $22millones, con recursos provenientes de INDAP -a través de sus herramientas Incentivo al Fortalecimiento Productivo (IFP) y el Programa de Desarrollo de Inversiones (PDI)-, de la Municipalidad de Combarbalá y del Programa Presidencial para Zonas Rezagadas.

En este sentido, el alcalde de Combarbalá, Pedro Castillo, comentó que “ver el resultado del trabajo mancomunado que hemos realizado con INDAP y el Programa Zonas Rezagadas es tremendamente importante, porque hoy nos pudimos dar cuenta como esta parcela les da la oportunidad a los beneficiados de conocer el uso correcto de sistemas de riego, el manejo adecuado del suelo y formas sustentables de alimentar el ganado, por ejemplo. Nos encontramos felices por aportar a la realización de esta iniciativa, la cual esperamos se continúe replicando en otros sectores”.

Por su parte, la Jefa de la Unidad de Fomento de INDAP, Tonya Romero Rojas, indicó que “trabajar con el municipio sin duda es un aporte clave para conocer las necesidades reales de los campesinos combarbalinos. Hoy estamos entregando una ayuda efectiva y con fuertes expectativas enfocadas en el concreto aumento de la productividad de las más de 350 familias beneficiadas. Esperamos que agricultores y crianceros puedan visitar esta iniciativa, de esta manera poder difundir y replicar la realización de la parcela”.

El Coordinador Regional del Programa Zonas Rezagadas, Cristian Herrera, sostuvo que “la Presidenta Michelle Bachelet estaría orgullosa de conocer esta parcela, porque refleja el espíritu del programa que ella anunció hace 3 años. Zonas Rezagadas ha logrado unir a distintas partes del sector público, entregando instrumentos concretos y reales, y también mucho más rápido que por un financiamiento de una línea tradicional”.

Actualmente el predio de más de 12 hectáreas cuenta con una infraestructura, que considera la utilización de sistemas fotovoltaicos, galpones, maquinaria agrícola de primer nivel como chipeadora y trituradora, estanques y diferentes sistemas de riego.