Estudio: Mejoramiento de la conducción y distribución del agua para el valle del Río Pama en Combarbalá.

Gobierno y regantes del Río Pama lanzan iniciativa destinada a mejorar gestión del recurso hídrico.

Esta iniciativa busca elaborar un prediseño de las alternativas de obras para el mejoramiento y modernización del sistema de conducción y distribución del agua.

En el salón cultural Nemesio Antúnez, el Subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier junto al Subdirector de la Comisión Nacional de Riego (CNR), Jaime Yáñez; el Subdirector Nacional de INDAP, Ricardo Vial; el coordinador de la Macro Región  Norte de la CNR, Álvaro Isla; el Seremi de Agricultura de la Región de Coquimbo, Andrés Chiang, agricultores y regantes participaron en el lanzamiento del estudio “Mejoramiento de la conducción y distribución del agua para el valle del Río Pama”.

Esta iniciativa a cargo de la Unidad de Estudios de la CNR, tiene como objetivo buscar las alternativas para mejorar la distribución del recurso hídrico evaluando alternativas que van desde una conducción entubada con presión para riego al revestimiento de la actual red de canales bajo el embalse Valle Hermoso.

En la oportunidad, el Subsecretario de Agricultura, indicó que “en esta región se han hecho significativos esfuerzos, durante este Gobierno llegaremos a alrededor de 60 mil millones invertidos, que es una gran cantidad de recursos. Hemos hecho un trabajo innovador donde la participación de los regantes, los agricultores, el Gobierno es fundamental para el buen uso del recurso hídrico. Este estudio refleja ese espíritu donde hay una alta inversión con un importante efecto. Si queremos que las 1.500 hectáreas que se favorecerán con el embalse Valle Hermoso hay que pensar en complementar esta obra y que corresponde a un diseño integral, no solamente se refiere al agua acumulada, y tenemos que lograr que la conducción y el uso en los cultivos sea eficiente. Eso refleja el compromiso y todo el esfuerzo de este Gobierno, lo que no ocurría en periodos anteriores donde se han concretado grandes embalses para todo nuestro país”.

El Intendente de la Región de Coquimbo, Claudio Ibáñez, destacó que “Nuestra región recuperó significativamente los niveles de acumulación de agua, después de estar en un 4% de la capacidad total, hoy los embalses se encuentran en un 89% en promedio, y algunos en su máximo nivel. Sin embargo, nuestro desafío es seguir adelante con las gestiones para que el uso y la distribución sea de eficiente y sostenible para el consumo humano y continuar con las actividades productivas. Por ello, este proyecto apunta a mejorar la conductividad del agua en el epicentro de la escasez hídrica de la Región de Coquimbo, como es la comuna de Combarbalá”.

“Como Gobierno ejecutamos una iniciativa que garantiza la disponibilidad del recurso para nuestra agricultura en el mediano y largo plazo, lo que responde a un trabajo estratégico que responde a esta realidad por el mandato de nuestra Presidenta Michelle Bachelet, que nos permite avanzar en la inversión pública de infraestructura hídrica, acumulación y distribución”, añadió el Intendente Ibáñez.

En tanto, el Subdirector de la Comisión Nacional de Riego y jefe de la Unidad de Estudios, Desarrollo y Políticas de la CNR, Jaime Yáñez, señaló que “durante esta administración se manifestó una voluntad política por parte de nuestra Presidenta y de nuestro Consejo de Ministros para concretar proyectos como éste, y trabajando estrechamente con la comunidad es que logramos los acuerdos para materializar la ejecución de 5 grandes embalses en el país durante este Gobierno”.

La autoridad de la CNR agregó que este estudio es un complemento de lo que se está realizando con el embalse Valle Hermoso.  “La construcción del embalse ya tiene un 65% de avance, y en paralelo trabajamos en este estudio que apunta a mejorar la conducción del agua para así abordar los territorios de una manera integral. Por ello, esta iniciativa viene a estudiar las alternativas para hacer una correcta distribución del recurso hídrico, ya que no es eficiente acumular agua y perder entre un 20 % a un 50% en la distribución.  En la misma línea de eficiencia, se ponen a disposición de los regantes los recursos de la Ley de Fomento para hacer una correcta aplicación del riego. Por último, de forma complementaria ya estamos formulando un programa de fortalecimiento de la organización, de los agricultores y de las comunidades agrícolas para mejorar sus capacidades de gestión y de acceso a los recursos de la CNR, abordando los tres ejes principales de trabajo que son la seguridad, eficiencia y gestión del recurso hídrico”.

Para el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Pama, Sady Guzmán, este estudio “es el producto de un trabajo que se ha realizado entre los regantes y el Gobierno con mucho esfuerzo y gracias a ello estamos iniciando esta iniciativa que favorece a los regantes del Río Pama”.

Este estudio, que se desarrollará hasta fines de 2018, tiene un costo superior por un monto de $249 millones correspondientes a fondos sectoriales, y beneficia directamente a 138 agricultores de este río. Además, realizará un diagnóstico de la situación legal de los derechos de aprovechamiento de aguas; elaborará un estudio de análisis ambiental, entre otros, a través de diversas actividades de participación ambiental y ciudadana.