Nuestra misión es mantenerlo informado: Consuma mariscos de forma segura.

SEREMI de Salud llama a consumir mariscos de forma segura.

Mantener la cadena de frío y comprar en lugares autorizados son las principales recomendaciones que entrega la SEREMI de Salud Coquimbo para consumir pescados y mariscos en forma segura.

Así lo destacó el SEREMI de Salud Rosendo Yáñez durante el lanzamiento de la campaña de pescados y mariscos 2018,  realizado en la localidad de Tongoy,  oportunidad donde se entregó material educativo a la población y además, los fiscalizadores realizaron una inspección sanitaria por la caleta del sector.

Al respecto, el SEREMI señaló que “Lo que más nos preocupa es que no tengamos enfermedades de trasmisión alimentaria tanto en el hogar como en los restaurantes. A nosotros lo que más nos interesa es que se mantenga la temperatura de los productos del mar bajo los 5º grados C y evitar así las intoxicaciones”.

La Autoridad de Salud informó que hasta la fecha se han registrado 2 brotes de enfermedades de transmisión alimentarias por el consumo de pescado. Al respecto, sostuvo “estamos en una época en que temperatura está aumentando por ello llamamos a mantener la cadena de frío, pues los brotes que tenemos a hasta la fecha se registran por la manipulación de pescado en el hogar”.

Además, el SEREMI señaló que durante la época estival,  la Autoridad Sanitaria intensifica las fiscalizaciones en los establecimientos que expenden productos del mar para verificar la temperatura de éstos durante toda la cadena de distribución,  particularmente en aquellos destinados a la venta directa a público considerando las temperaturas de este período.

Particularmente y, en cuanto a los mariscos, éstos deben ser frescos, expenderse en sus conchas y estar vivos al momento de comprarlos. Se debe evitar consumir potes de mariscos crudos, en el caso de ser envasados, éstos deben estar debidamente sellados, rotulados y conservados en frío, asegurándose que provengan de una fábrica autorizada.

Recomendaciones:

  • Comprar solo en lugares establecidos que cumplan con las condiciones higiénicas.
  • Verificar que los productos no presenten aspectos desagradables, deformaciones o signos de descomposición.
  • El pescado fresco debe estar refrigerado, si no lo consumirá de inmediato, mantenerlo refrigerado hasta su consumo.
  • Verificar que el pescado cumpla con las siguientes características físico-organolépticas: buen aspecto general, olor a mar o algas frescas, superficie rígida, que no se hunda al hacer presión con el dedo, branquias color brillante, olor propio o neutro.
  • En el caso de los mariscos, evitar el consumo de potes de mariscos crudos.Si son envasadas, deben estar debidamente sellados, rotulados y conservados en frío, además de provenir de fábricas debidamente autorizados.