Con tecnología Japonesa se pretende aprovechar las aguas grises.

Evalúan implementar tecnología japonesa para aprovechar aguas grises en provincia de Limarí.

Luego de conocer la experiencia de una planta de tratamiento en base a tecnología japonesa, el Gobierno indicó que iniciará un trabajo para ir replicando esta experiencia en sectores alejados de la región, iniciativa comenzaría a probarse en comuna de Río Hurtado.

Simple, económica y, especialmente, amigable con el medio ambiente. Así es la evaluación que hizo el Gobierno de la Planta de Tratamiento de tecnología Intelligent Pass (IP) que opera en una de las dependencias de la empresa sanitaria Aguas del Valle en la ciudad de La Serena. En palabras simples se trata de un sistema de alcantarillado que funciona en base a bacterias que consumen y eliminan la materia orgánica. Es un sistema que  degrada el agua, a través del ciclo de nitrógeno. Filtros se encargan de convertir el agua, la que al final de su etapa es destinada para riego.

“Para nosotros como gobierno y especialmente en las comunas rurales, es fundamental adquirir es tecnología para tener alcantarillados en villorrios. Esta tecnología japonesa permite que en zonas pobladas de mínimo 15 viviendas se pueda instalar una planta de tratamiento de aguas servidas, alcantarillados que no produce olores, es de bajo costo, no requiere mantenimiento y permite recuperación de agua para riego. Ante la necesidad que tenemos como provincia de adquirir esta planta es que el subsecretario Salaberry se ha comprometido para realizar todas las gestiones para que el 2019 comencemos la instalación de estas plantas en la provincia de Limarí y en toda la región de Coquimbo”, señaló el gobernador de Limarí Darío Molina.

Por su parte el subsecretario de Desarrollo Social Felipe Salaberry indicó que “la calidad de vida de las personas está directamente relacionada con el cuidado medio ambiente, y esta iniciativa responde a ese criterio que impulsa fuertemente el Presidente Sebastián Piñera. Creemos que ésta es una idea extraordinaria que es muy interesante de replicar y por eso vamos a iniciar un proceso para poder implementarla en localidades pobladas, como Río Hurtado, que se han visto afectadas por la escasez de agua”.

Se trata de una iniciativa que utiliza tecnología elaborada en Japón y que se pudo ejecutar en la zona, gracias al financiamiento del Gobierno Regional, como parte de uno  de los proyectos financiados con los Fondos de Innovación y Competitividad FIC.

“Esto nació para darle una solución a las zonas rurales que aún no cuentan con un sistema eficiente. Queremos ir desarrollando esta tecnología porque son soluciones viables, de bajo costo y que están pensadas para la calidad de vida de nuestros vecinos que pueden volver a ocupar estas aguas para otros fines”, remarcó la Intendenta Lucía Pinto.

Esta experiencia es llevada adelante en conjunto con la empresa privada Aguas del Valle y la Universidad Católica del Norte, y se proyecta como una solución para ir reutilizando las aguas residuales, especialmente en las localidades rurales.

El Gerente de Aguas del Valle, Andrés Nazer, subrayó que “este sistema se probó en un ambiente real. Pues estamos recibiendo las aguas que provienen desde diversos sectores de La Serena y sus resultados son perfectamente aplicables a sistemas de agua potable rural, e incluso en sectores donde puede haber residuos industriales”.

La tecnología Intelligent Pass (IP) se proyecta como una alternativa para reemplazar o complementar las plantas tradicionales de tratamiento o los Sistemas de Agua Potable Rural (APR), pues de acuerdo los expertos, en Japón es una opción que se comenzó a trabajar con éxito hace al menos 10 años, con resultados muy satisfactorios.