Satélites dirigirán la demanda hídrica en la región de Coquimbo.

Imágenes satelitales estimarán demanda hídrica de los cultivos de Coquimbo y otras seis regiones.

  • LandSat8; Sentinel 2a y Sentinel 2breproducirá la superficie cada cinco días con una precisión desde las 0,5 hectáreas. El material se podrá descargar en una aplicación móvil gratuita.

Cada 5 días, tres satélites recorrerán un extenso trozo de Chile, comprendido entre las regiones de Coquimbo y el Biobío, buscando determinar la demanda hídrica de los cultivos.

La información se proporcionará a través de imágenes, donde cada pixel entregará datos de la evapotranspiración, índice de vegetación, temperatura de la superficie, con una precisión a partir de las 0,5 hectáreas.

Entre los cultivos bajo la lupa de LandSat8; Sentinel 2a y Sentinel 2b están los frutales uva de mesa, manzanos, cerezos, paltos, olivos, cítricos entre otros, para las temporadas agrícolas entre el 2018 y 2020. 

“Esta es una herramienta que tiene varias virtudes: hacer control del recurso hídrico y determinar cuál es la demanda que tienen los cultivos en el territorio, todo esto de forma remota. Así podemos monitorear el ciclo de vida del cultivo buscando hacer más eficiente el uso agua y por consiguiente más sustentable la producción agrícola”, dice el director de INIA Intihuasi, Edgardo Díaz.

La información será empaquetada en un sistema Web (Mapserver) que permitirá a técnicos, agricultores y regantes acceder a los datos -consulta y descarga- y contar con una aproximación de los recursos hídricos que deben irrigar, todo desde la comodidad de un Smartphone. “Este tipo de análisis es inédito. Hay otros grupos que trabajan con información satelital, pero no lo logran en una plataforma para la agricultura”, agrega Dr Claudio Balbontín, ingeniero Agrónomo de INIA Intihuasi y director del proyecto.

La iniciativa se logró con un trabajo interinstitucional con especialistas en agroclimatología, riego y recursos hídricos, pertenecientes al Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), Universidad de Chile, Universidad de Talca, Universidad de Concepción y Pontificia Universidad Católica de Chile, junto al apoyo del Consejo Nacional de Innovación para la Desarrollo (CNID) y el financiamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

“Pretendemos acercar la tecnología a los agricultores para que la puedan incorporar y mejorar en rendimiento y productividad”, sentencia el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes.