This page was exported from Diario El Combarbalito.cl [ http://www.diarioelcombarbalito.cl ]
Export date: Tue Jul 23 15:58:52 2019 / +0000 GMT

Padres de niños oncológicos de la región de Coquimbo.



Estudiantes realizaron campaña para Organización de Padres de niños oncológicos.

Durante tres días se reunieron víveres, útiles de aseo personal y dinero en beneficio de los menores que padecen algún tipo de cáncer.

Las conmovedoras historias de algunas familias de la provincia del Limarí, que se han debido enfrentar a la difícil noticia de que uno de sus niños o niñas se encuentra enfermo de  cáncer, hizo que estudiantes de educación superior se motivaran a realizar una campaña de recolección de víveres, implementos de aseo personal y dinero, para compensar un poco los gastos que deben realizar en su recuperación.

Durante tres días estudiantes de distintas carreras del IP-CFT Santo Tomás Ovalle se movilizaron para ir en ayuda de la Organización de Padres de niños oncológicos de la Región de Coquimbo, una instancia que les permitió además conocer a Zaniela Vega, una niña de 13 años que aún se encuentra en  tratamiento de un cáncer que afectó a una de sus piernas.

Para Bárbara Alfaro Villegas, estudiante de  Técnico en Trabajo Social y delegada de su carrera, esta es una  experiencia “motivadora, para seguir transmitiendo el mensaje, para que nuestros compañeros de verdad se motiven y cooperen porque la gente de verdad lo necesita”.

La estudiante comentó además, que ellos decidieron participar de esta campaña“porque varios de nosotros tenemos familiares o conocidos que tienen cáncer,  por devolver la mano y porque nosotros sabemos lo difícil que es tener un familiar con cáncer y poder solventar un poco sus necesidades porque son varias”.

La historia de Zaniela. 

Hace un año que Zaniela empezó con dolores y una hinchazón en uno de sus tobillos, su madre, Maritza Alfaro la llevó al consultorio, en donde le pidieron que se realizará un examen, según el cual se determinó que tenía una inflamación en el tendón de Aquiles. Iniciaron un tratamiento que luego de dos meses no surtió efecto.

“Le hicimos las terapias y al final fue peor, ya no caminaba, no dormía de dolor. Yo soy vendedora ambulante, tuve que juntar dinero para hacer una consulta particular, la llevé al doctor y en la radiografía salió todo y el doctor me dijo que ya estaba  avanzado el tumor. Ella llegó con un grado 4 allá a Santiago”, recuerda Maritza Alfaro.

A pesar de este diagnóstico devastador, ella dice que “estamos luchando con todo esto, porque esto no nos puede ganar, hay personas que por cosas muy pequeñas se dejan ganar ¡Y yo no!  Esta es cosa grande, así que estamos tirando para arriba con Zaniela, apoyándola todos”.

A Zaniela aún le queda un año de quimioterapia, y en esta etapa es muy importante el compartir con otros niños de la Organización de padres de niños oncológicos de la Región de Coquimbo, pues dice que contar su experiencia y conocer la experiencia de otros niños que han padecido de cáncer le “ha servido para seguir luchando contra la enfermedad hasta el final”.

Además, la adolescente comentó que a ella le pareció “muy bonito” conocer a estudiantes de Santo Tomás y el establecimiento de educación superior “porque ayudan a los niños que están luchando,  me siento bien porque me da más ánimo, también para ver si estudió acá, me gusta enfermería, pero también me gustaría más ser abogada”.

Redes de apoyo

Luego de esta campaña tanto estudiantes como los miembros de la Organización de padres de niños oncológicos buscan generar una mayor alianza que beneficie a los menores enfermos de cáncer.

Bárbara Alfaro Villegas, estudiante de  Técnico en Trabajo Social, dijo que han “pensado también como voluntariado, apadrinar esta organización para en el futuro  seguir realizando campañas, por ejemplo después  se va a realizar la campaña un regalo por niño oncológico y también queremos hacerla  para que cada chico reciba un regalo”.

En tanto, Jessi Orrego Núñez de la organización comentó que “queremos formar una red de apoyo”, que permita que tanto los estudiantes como los docentes puedan apoyar a los miembros de la organización con sus conocimientos. “Queremos fortalecer a las familias oncológicas, ya sean pequeños o adultos, la idea es tener las herramientas de apoyo que siempre se necesitan en estos casos”.

Al mismo tiempo, la voluntaria dijo que esperan que más personas se sumen a las acciones de la organización en la lucha por una ley nacional para el cáncer y un centro oncológico para la región de Coquimbo.

“Estamos luchando por una ley nacional para el cáncer porque diagnósticos oportunos nos permiten estar disfrutando de un pequeño, necesitamos que en cada una de las comunas exista un profesional capacitado para atender a los pequeños con  cáncer. Hay un compromiso para que en 5 años contar con un centro oncológico en la ciudad de La Serena”.

A esto Orrego agregó que hoy “los chicos tienen que viajar al  hospital Roberto del Río para hacerse desde un control a revisar un catéter o hacerse exámenes y tratamientos, eso lo podríamos realizar acá si hubiera un especialista y no exponer a los niños a viajes largos, en buses con otras personas, que los expone adquirir algún tipo de infección que los va a complicar en su salud”.