Niños de la región participan en escuelas de verano 2019.

380 niños y niñas de la Provincia de Limarí participan en centros de verano para hijos de temporeros. 

En la Región de Coquimbo son 561 niños y niñas participantes en estos centros, donde se realizan actividades recreativas y deportivas. 

El Centro Cultural Nemesio Antúnez de Combarbalá, fue el lugar donde se realizó una muestra del trabajo que se realiza en los Centros para Niños y Niñas con Cuidadores Principales Temporeros y Temporeras para la Provincia de Limarí. Se trata de un programa del Ministerio de Desarrollo Social y el Sistema Elige Vivir Sano, con apoyo del Ministerio del Deporte y JUNAEB, que provee de cuidado infantil a niños y niñas entre 6 y 12 años de edad, mientras sus padres o tutores realizan labores de temporada y no cuentan con una alternativa de cuidado.

Al respecto, el Seremi de Desarrollo Social, Juan Pablo Flores, destacó que esta iniciativa “ayuda directamente a las familias, que forman parte y son el corazón del Gobierno de nuestro Presidente, Sebastián Piñera. En estos centros, los niños pueden compartir, pueden sociabilizar y generar distintos espacios de aprendizaje por medio de equipos técnicos, acompañados también por profesores, quienes les ayudan a potenciar sus talentos y generar hábitos en torno a la vida saludable”.

Carlos Mánquez es beneficiario de este programa e indica que “para mí es un gran beneficio, porque yo en este caso, vivo solo con mi hija. Me quedo tranquilo al irme a trabajar porque sé que ella va a estar tranquila, va a estar bien, va estar bien cuidada y yo voy a estar bien en el trabajo igual”.

Asimismo,  la hija de Carlos, Claudia Mánquez, indicó que “me parece bien, porque por ejemplo, si una apoderada trabaja, sus hijos pueden pasarla bien en las escuelas de verano y así puedeno preocuparse tanto. Los profesores son muy divertidos, hacemos muchas cosas, salimos a hartas partes. El año pasado también vine y fue súper divertido”.

Cabe destacar que hasta el próximo 5 de febrero, se implementan 13 centros en 8 comunas de la Región de Coquimbo, donde se realizan actividades recreativas y deportivas. En el caso de la Provincia de Limarí, el municipio Combarbalá habilitó el Liceo Samuel Román Rojas para atender a 40 niños; en Punitaqui la Escuela Bélgica permite beneficiar a 40 niños; en Ovalle se destinaron 2 establecimientos educacionales para 100 niños y en Monte Patria se dispusieron 5 escuelas para recibir a 200 niños.

Son los propios municipios los que ejecutan este programa y en el caso de Combarbalá, Katherine Ubillo es la encargada del centro. Explica que “centros como éste, benefician a las familias en cuanto a su apoyo, al cuidado de los niños, al resguardo. Y para nosotros son experiencias significativas, que como docentes nos van potenciando, nos van reforzando, aprendemos de los niños, de las familias. Nos gusta que sean niños de diferentes edades, ya que así se complementan unos con otros”.

Por su parte, una de las niñas participantes, Anaís Varas, cuenta entusiasmada que es “súper entretenido porque hacen juegos y uno siempre hace muchos amigos”. También su amiga, Florencia Villalobos, tiene una opinión similar: “Me parece súper bien porque hacemos muchos juegos, mucho deporte y así uno no se aburre”.

En la Región de Coquimbo son 561 niños y niñas participantes, de este total, 380 son de la Provincia de Limarí.