Todo modelo nuevo sirve para enfrentar y aprender nuevas técnicas.

Buscan nuevas tecnologías para enfrentar crisis alimentaria del ganado caprino de la región.

Consejeros regionales conocieron experiencia de una planta privada de cultivo verde hidropónico con tecnología de punta, que tiene la capacidad de producir cinco toneladas de forraje diario con 10m3 de agua, empleando semilla de cebada.

 

Una visita de reconocimiento a la empresa “Diez Ríos”, de propiedad del médico oftalmólogo Hugo Valdivia, ubicada en la localidad de Altovalsol (La Serena), realizaron los integrantes de la comisión de Fomento Productivo del Consejo Regional,para conocer la tecnología de punta que el profesional emplea en la producción de forraje mediante el cultivo verde hidropónico.

Se trata de la primera planta de forraje hidropónico instalada hace tres años por el profesional, para generar alimento para sus animales, solucionando con ello la falta de pastos para equinos, alpacas,ovinos y vacuno de su propiedad.

La planta,de unos 300 metros cuadrados,está dotada de la más alta tecnología, y su principal característica es que emplea solamente 10 m3 de agua al díapara producir 1,7 toneladas diarias de forraje verde hidropónico para los animales del plantel, empleando semillas de cebada. La capacidad máxima de la planta es de 5 mil kilos de forraje diario. 

“Hemos tenido una experiencia positiva porque nos permite bajar los costos ostensiblemente y le damos un alimento muy natural a los animales. El costo del forraje verde hidropónico por kilo, nos sale cuatro o cinco veces más barato que comprar alfalfa en el mercado local, así que tenemos una ventaja respecto de los costos,porque nos bajaron entre un 60% y un 70 % de toda la crianza animal que tenemos”, sostiene el profesional.

En cuanto al costo de instalación de una planta de ese tipo en la región, señala que la nueva tecnología es de alto costo,pero en el largo plazo es más conveniente porque hay un ahorro realy porque en un periodo de tres años es posible pagar ese costo.

Atendida la crisis generada por la sequía en la región, el profesional expuso su experiencia a los consejeros regionales con el objetivo de que las autoridades regionales conozcan las tecnologías y alternativa existentes para mantener la masa ganadera regional.

“Nosotros tenemos una planta de forraje verde hidropónico que produce hasta cinco mil kilos diarios de alimentación de forraje verde hidropónico, lo que nos permite tener una masa ganadera bastante amplia, pero hay que innovar, hay que atreverse, pero con una mirada a largo plazo, con un plan estratégico a largo plazo que nos permita enfrentar lo que viene con el cambio climático y la sequía”, aseguró.

Agrega que “la región actualmente registra 310 mil cabezas de ganado (dato INE 2017) para el que se necesitaría aproximadamente 20 plantas de este tipo,para abastecer al menos el 50% del alimento para la masa caprina de la región. Si tenemos 20 plantas establecidas estratégicamente en la región se acaba el problema”.

Visión de los cores.

Tras la visita, los consejeros regionales se mostraron satisfechos y optimistas de la tecnología existente, porque se enmarca en lo que el Consejo Regional busca para el sector agrícola, como es la incorporación de nuevas tecnologías y la factibilidad de ser instalada en la región. 

“Estas unidades productivas de forraje verde hidropónico puede ser una real opción para solucionar el problema que hoy día tienen los crianceros caprinos, y los ganaderos bovinos.Creo que es una opción muy viable el modelo que nos plantea el doctor y también óptimo porque requiere muy poca mano de obra y esto el día de mañana puede ser una gran solución para las comunidades agrícolas y para los crianceros de nuestra región de Coquimbo y una solución verdadera al problema hídrico que enfrenta nuestra región”, comentó el consejero regional de Choapa,Cristian Rondanelli.

De igual manera el consejero de Limarí, Juan Carlos Codoceo, presidente de la comisión de Fomento Productivo del CORE,dijo que es modelo factible de implementar en las comunidades agrícolas, toda vez que estas cuentan con espacios suficientes para su instalación.

“Este es un alimento suplementario, la producción hidropónica es de fácil implementación, no se necesita tanta agua, necesita tener un espacio y las comunidades agrícolas tenemos espacio para instalar una planta de forraje hidropónico. También tenemos agua,solo estaríamos chocando en la energía eléctrica, pero ahí habría que implementar celdafotovoltaica. Me parece una bonita experiencia,ojalá podamos aunar criterios y voluntades para sacar adelante un proyecto regional que sirva como piloto para implementarlo paulatinamente en la región. Creo que nuestros crianceros lo van a valorar bastante”, aseguró Codoceo.

La consejera de Choapa, Angela Rojas, junto con valorar la iniciativa del doctor Valdivia de haber traído esta nueva tecnología y compartir su experiencia señala que “las nuevas tecnologíasno hay para que inventarlas, sino que hay que empezar a sistematizarla, concientizar en la gente que la ocupe porque es la única solución concreta que tenemos.Me parece muy loable que el doctor, no siendo agricultor, haya traído esta nueva tecnología que de una u otra manera se ha ido adaptando, pero también tiene que ser incorporada dentro del quehacer de cada una de las comunidades agrícolas, delos campesinos y eso es lo que más cuesta, yo creo que aquí hay todo un   cambio cultural que tiene que ir variando”

Cabe señalar que el Consejo Regional se encuentra evaluando las iniciativas que se ejecutan en este ámbito en la región, incluida la de la Universidad de La Serena en la localidad de El Tangue, con recursos aportados por el GORE, para definir acciones concretas como Gobierno Regional.

En tal sentido, la consejera Rojas terminó señalando que como Consejo Regional y como Gobierno Regional, es necesario dar un impulso a esas tecnologías y ver de qué manera implementarlas y ponerlas a disposición de los agricultores para que estos se abran a usarlas.