Lo que falta: Terminales de buses

Terminales de  buses: la infraestructura que falta

A pesar de ser el segundo medio de transporte más usado en nuestro país, los buses interurbanos, no poseen una infraestructura adecuada para recibir y movilizar a miles de pasajeros en comunas turísticas como Combarbalà y otras comunas de Chile.

Por eso es común ver, antes y después de los feriados largos y de las temporadas de vacaciones, terminales llenos de pasajeros, con andenes, pasillos antiguos y calles aledañas colapsadas que afectan, además, la vida de quienes viven alrededor de estos lugares.

Por eso creemos firmemente que estos efectos negativos deben ser un motor para realizar cambios urgentes, para mejorar así los problemas de infraestructura que presentan muchos terminales de buses a lo largo del país y en comunas como Combarbalà.

Según datos de la Subsecretaría de Turismo durante Fiestas Patrias  cerca de 4 millones de personas recorrieron nuestro país, esto hace necesario la inyección de recursos para la creación de lugares aptos para recibir a los buses, mejorando así la experiencia de quienes utilizan este medio de transporte, pero también de las ciudades ¿Cómo? A través de planificaciones urbanas serias y rigurosas, que permitan tener terminales de calidad, con buena conexión y con un mínimo impacto en su entorno. 

Es hora de seguir ejemplos como el que nos está dando la Región de Aysén, donde se construirá un terminal de buses moderno con más de mil 500 metros cuadrados, lo que permitirá dar un salto  cuantitativo y cualitativo en infraestructura, con una capacidad 7 veces superior al actual.